Dedicado al Semillero Azul, a los Poetas que ya no están con nosotros

A mís amigos, los Poetas.

La tristeza inunda el alma
y vuestra soledad nos acompaña cada día
provocando las heridas con vuestro recuerdo
cuando dentro de mí vivian.

Y allí donde nace el aire, que es mí aire, está la noche
donde se pierden las estrellas
como se pierde el rocio que cae sobre la hierba.

Y la soledad está presente
donde estuvieron vuestras voces que se recuerdan cada día
al escuchar el gemido del viento que susurrá a melodia.

Donde la brisa pasa vestida de negro
donde duermen los sueños en la noche oscura
sobre la orilla del lecho de la muerte.

Y solo en el aire se ocultan vuestra voces
donde se oye la música de vuestros corazones
cuando el viento agita las espigas del Alma.

Esta noche, es otra noche, dónde llora el llanto
llevándose la humedad de las lagrimas a ese rincón oscuro.

Esta noche, es otra noche
donde se recitan bellos poemas que se lleva el viento
y se esconde en la almohada de los sueños.

Esta noche, es otra noche
donde el viento agita las espigas del Amor
que recitan vuestro canto
junto a los poemas que se llevó la muerte
cuando vino en silencio y nos dejo con este dolor
con vuestro dolor.

Dónde me lleve el viento

El perdón